Escuchas Radio Santo Tomás

1540

Junio 18, 2017 • Destacada, Educación

Aumento del bullying: Colegios no poseen planes para combatirlo

Foto Twitter

Por Joel Lavín Picarte

Durante el último tiempo han aumentado considerablemente los casos de bullying en los diversos establecimientos educacionales de nuestro país. El 61% de estudiantes ha sido víctima de matonaje escolar según cifras del último estudio realizado por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv). Baja autoestima, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas y pérdida de interés por los estudios son sólo algunas de las consecuencias que puede provocar el acoso estudiantil.

“Los niños que son acosados en la escuela tienden a frustrarse, a demostrar desesperanza por las cosas, sufren una baja en su autoestima, lo que se traduce en que bajan su rendimiento escolar. Se van enfermando de trastornos mentales como la depresión, ansiedad, aislamiento social y el mayor problema es el miedo que tienen de contarlo a los demás, lo que finalmente provoca que no termine el bullying ya que no piden ayuda”. Comenta Cristian García, psicólogo del Liceo Almirante Riveros de Conchalí.

María Paz Ramírez conoce de cerca los problemas del matonaje escolar, su hijo (10 años) lo sufrió durante un tiempo. “De un día para otro mi niño comenzó con cambios en su personalidad. Cuando llegaba a la casa ya no quería jugar conmigo, sólo se encerraba en su pieza, yo le preguntaba insistentemente qué era lo que le sucedía pero no me contaba”, relata la madre. “Comencé a hacer las averiguaciones en el colegio con sus compañeritos y ahí descubrí el problema, mi hijo era víctima de bullying por parte de unos niños nuevos que habían llegado al curso”.    

La apoderada conversó con los profesores del establecimiento en búsqueda de una solución, llevándose una gran sorpresa, los docentes estaban al tanto de la situación pero no habían hecho nada al respecto, ya que argumentaban que los hechos se  desarrollaban fuera del establecimiento y del horario escolar, por lo que estaba lejos de su alcance. “La profesora jefa me dijo que era culpa de mi hijo, ya que él provocaba a sus compañeros y por eso lo golpeaban. Además decía que como ocurría fuera del horario de clases no era problema de ellos, me indigné tanto que tuve una discusión con el director del establecimiento y retiré inmediatamente a mi hijo del colegio. Ahora él está estudiando en casa, está tranquilo y volvió a ser el niño feliz que siempre debió ser”, detalla la madre.

Javiera Carrasco Cursach, Psicopedagoga con Magíster en Investigación Social y Desarrollo realiza una crítica en la forma en que los colegios combaten el acoso escolar, ya que “planes para combatir el bullying no hay. Los equipos de convivencia escolar a través de protocolos  son los que se hacen cargo. Y esos protocolos son particulares, o sea, cada colegio se encarga de elaborarlos”.

Cristian García, psicólogo del Liceo Almirante Riveros de Conchalí agrega que “hace falta hacer una política nacional que cree énfasis en estos temas, que incremente los equipos sicosociales en las escuelas, tanto trabajadores sociales, psicólogos o terapeutas florales, que son terapias alternativas para tratar y disminuir la violencia y acoso en los colegios. Al igual se debería disminuir el contenido agresivo que reciben los niños con la televisión y series”.

Existe una falencia en el sistema educativo nacional para combatir el bullying. El Ministerio de educación debe seguir trabajando para crear planes que logren terminar completamente con el acoso escolar para que niños y jóvenes puedan estudiar y desarrollarse en un ambiente seguro y tranquilo, en donde no exista discriminación de ningún tipo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *