Escuchas Radio Santo Tomás

1512

Junio 2, 2017 • Destacada, mujer

Sexualidad en los discapacitados: ¿Los orgasmos más silenciados de Chile?

Foto: Documental “Yes we fuck”

Por Ariel De la Vega, Radio Santo Tomás

El pasado 13 de abril de 2016, Chile recibió un informe con observaciones de parte del Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que está bajo el mando de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esto surge, debido a que el Estado firmó el 13 de diciembre de 2006 un tratado internacional, que protege de manera general los derechos de las personas con discapacidad. Además, de establecer en ella, con mayor claridad, las obligaciones de los Estados, de promover, proteger y asegurar los derechos de las personas con discapacidad. Sumado a esto, la Convención aclara que los países deben adoptar y crear un entorno que permita que las personas con discapacidad gocen de verdadera igualdad en la sociedad.

Dentro de este informe, se manifiesta preocupación por diversos temas que están ocurriendo en el país, que afectan según la Segunda Encuesta Nacional de Discapacidad, a cerca de dos millones de personas. De ellas 14,8% son hombres y un 24,9% son mujeres mayores de edad. Dentro de los temas que se abordó en aquel informe, está el área de la salud, específicamente temas sexuales y reproductivos. Ya que, existe una preocupación del Comité respecto a la “escasez de información relativa a la salud sexual y reproductiva accesible para personas con discapacidad, dejando especificado a mujeres y niñas y personas con discapacidad intelectual y/o psicosocial”. Dicha observación, viene acompañado de una recomendación directa al Estado, en la que se recomienda, que se debe hacer accesible la información y servicios integrales de salud sexual y reproductiva en todo el territorio chileno, incluyendo la lengua de señas y formatos accesibles, el equipo y mobiliario”, culminan los expertos.

Según Marcela Tijero, Encargada del Área de Género del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), cuya misión es “informar e intervenir en la defensa de los derechos amenazados o vulnerados, así mismo impulsar la construcción de una cultura que los reconozcan y promueva en todos ámbitos de la vida nacional”. Concuerda rotundamente, que existe un atraso en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivo de mujeres con discapacidad.“Las personas con discapacidad, recién están siendo reconocidas como sujeto de derechos en varios ámbitos, pero el de los sexuales y reproductivos es lo más complejo de que sea reconocido como sujeto de derecho”. Si incluso, menciona que “en el ámbito de la salud, hay más bien un principio de tutelar de la familia y tutelar del médico tratante, respecto de las decisiones de vida de estas personas. El margen de autonomía que estas personas se les otorgan, son mínimas. Por lo tanto, el servicio de salud y la concepción de salud difícilmente le otorgan derechos”.

Foto: Cedida del Twitter de @cperezcarvallo

Así concuerda también, la Bióloga y Docente de la Faculta de Medicina de la Universidad de Chile, Carolina Peréz (37), quien en el año 2005 sufrió un accidente automovilístico. Producto de esto, ella quedó tetrapléjica. Este, es un tipo de parálisis que afecta a los brazos y las piernas, esto se provoca debido a una lesión situada en un nivel alto de la médula espinal, por encima de la quinta vértebra cervical. Hoy, Carolina puede mover sus brazos a pesar del fatal accidente ocurrido, todo esto gracias a las rehabilitaciones que perduraron por más de un año. A pesar de aquella situación, para Carolina no le fue un impedimento para concretar sus sueños, ya que actualmente conduce el programa radial de la Universidad de Chile, “Saliendo a Flote”, además dicta charlas motivacionales, e incluso es la primera persona con discapacidad en visitar la Antártica.

 Por su parte, Carolina reconoce y coincide con las palabras de la Encargada de Género del INDH, ya que según ella, hay una violación a los derechos humanos de parte de las familias, porque no es solamente del Estado. “Los padres no se dan cuentan de que están violando Convenciones Internacionales y que están violando derechos humanos al evitar que su hijo/a tenga vida sexual activa. Hay personas, que hablan de hipersexualidad, obviamente los chicos están hipersexuados a los 27 años, entendiendo que a esa edad son adultos”. Situación, que según el Psicólogo, Docente de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, con Diplomado en Educación Sexual, Magíster en Sexualidad Humana y especializado en el ámbito de la discapacidad, José Mauricio Contreras, dice “la sobreprotección lo que genera, como consecuencia es la negación al otro, como el otro no puede, yo le resuelvo el problema. En el fondo, lo que están haciendo, en este caso con este chico, es invalidándolo”.

Además, Carolina, culpa de muchas de estas situaciones que se ven a diario, a uno de los principales violadores de los derechos humanos, la Teletón. “La peor imagen creada por el hombre, para la discapacidad es el espectáculo televisivo de la Teletón, y aún peor, que el Estado de Chile siga permitiendo que esto se siga emitiendo durante dos días consecutivos con un afán de recaudación de fondos, sabiendo que perfectamente está en contra de la Convención de los derechos de las personas con discapacidad”. Cabe destacar, que esta fue una de las observaciones que se le hizo a Chile, cuando fue evaluado el año pasado por el Comité de la ONU.

Frente a esta situación, Karla Navarro, Encargada de Género del Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS), reconoce que hay una invisibilidad en los derechos sexuales y reproductivos. “Más allá de hablar de un atraso, existe precisamente una invisibilidad de lo que significa los derechos sexuales y reproductivos en personas con discapacidad, hay un vacío legal y además, una estigmatización social que está institucionalizada en todos los niveles que precisamente evitan generar estos avances”

Seres asexuados

“La razón por la cual, piensan que las personas con discapacidad no tenemos vida sexual activa o somos seres asexuados, es por falta de educación, por un paradigma asistencial que lo tenemos hace muchísimos años, que tenemos engarzados y que todo lo que se ha visto en el tiempo en relación a la discapacidad es una imagen grotesca de pena, de lastima, de drama.” Dice Carolina Peréz.

Según la Representante Institucional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg), en la mesa intersectorial de los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad, Jéssica Lillo, dice que esta cierta estigmatización (asexuados), también va acompañada de un trato social que es la infantilización, además de negarle sus derechos sexuales y reproductivos. “Porque al no tener esa capacidad, ‘madura’, no podrían decidir sobre sus propios cuerpos y sobre sus propias necesidades sexuales en todos los ámbitos. Desde la orientación, la identidad, y el deseo erótico sexual en términos generales”. Además, aclara que cuando se hace toda esta negación, a las personas como seres no sexuados, pasa otra cosa también en la sociedad. Las personas con discapacidad no están en el imaginario erótico social, por lo tanto, según Jéssica, “no se ven como personas eróticas a otras tampoco, porque están negadas, marginadas, son siempre vistas como personas enfermas”.

También enfatiza, que es bastante mal visto que alguien pueda sentir erotismo o deseo sexual, por alguna persona que tenga o manifieste tener, algún tipo de discapacidad, “porque, se ve como que la persona puede estar cometiendo un abuso, nunca se va pensar que ese otro, de un cuerpo diverso, puede ser erótico para alguien”, destaca la profesional de Sernameg.

                                                   Satisfacción sexual

Foto: Sitio Oficial de la Kinesióloga Odette Freundlich. (www.miintimidad.cl)

Según la Kinesióloga, perteneciente al Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Las Condes, que cuenta además con una vasta experiencia y especializaciones en el extranjero en temas sexuales, Odette Freundlish. Explica, que los medios de comunicación dan las normativas de cómo debiese ser una relación sexual ideal. “Ojalá debiera durar poco, ojalá todas debieran finalizar con un orgasmo y todas las relaciones debiesen ser con penetración, y ojalá que el orgasmo sea simultáneo entre los integrantes de la pareja, además de durar cierta cantidad de tiempo”. Frente a dicha situación, Odette se opone rotundamente, ya que dice que esto va a depender de la etapa de la vida que esté viviendo, en este caso la pareja, ya que cada una lo vive según su realidad. “Debemos sacar la normativa, de empezar en el punto uno y terminar en el punto tres o empezar siempre con deseos y terminar con orgasmos, eso no es así”. Además, explica que no hay que olvidarse que el cuerpo está cubierto de piel, y esta está llena de terminaciones nerviosas y de zonas erógenas y al estimular estas zonas, (que hay que descubrir), estás son sumamente placenteras. “Por eso, es tan importante el juego previo y no focalizarse en el coito. Además, muchas de las personas discapacitadas pueden tener coito, va depender del tipo de discapacidad que tenga, además de adaptarse al tipo de discapacidad”, dice la especialista.

Asistentes sexuales

Los asistentes sexuales, son terapias de asistencias o acompañamiento sexual, destinado a personas con dificultades físicas o neurológicas que se desarrolla en países de Europa como Bélgica, Dinamarca y Suiza hace ya más de 20 años. En dichos países, el Estado se hace cargo de cubrir o subvencionar el servicio, como una terapia.

“Los aplaudo tremendamente a los asistentes sexuales que puedan trabajar en el mundo en temas de discapacidad y sexualidad, hay estudios que comprueban que desde que existen los asistentes sexuales la tasa de depresión ha disminuido en un 60%, esto da a conocer que de la sexualidad en personas con discapacidad no da lo mismo”, expresa Carolina Pérez.

Pero, a la vez se responde, que dicho modelo en Chile no se va a instaurar. “Si existen asistentes sexuales en Chile, lo van a ver casi como prostitución y que lo vean como lo vean, esto debería instaurarse”. De hecho, cuenta que personas con discapacidad le han preguntado qué opina ella respecto a que le paguen a una prostituta o prostituto por tener vida sexual, ella le responde, “me parece fantástico que lo hagan y si quieren pagar todos los días para tener una vida sexual activa a través de la prostitución, me parece maravilloso, porque esa es la única manera de visualizar que este tema existe”.

Una página web, que ofrece servicios sexuales para personas con discapacidad en Chile es www.sexoo.cl . Laura (nombre ficticio para resguardar su identidad) es una scort que pertenece a ese sitio mencionado. Ella, se refirió respecto a este tabú que existe de las personas con discapacidad ( que no tienen relaciones sexuales). “Pucha, la verdad es que he tenido, pero menos. De los cinco años que me ha tocado trabajar, como 20 tipos son hombres con discapacidad”. Además, destaca que, a pesar de su situación de discapacidad, ella no hace ninguna diferencia respecto al trato, aunque reconoce que igual con algunos de ellos trabaja más otras áreas.

Al igual que ella, está Antonio (nombre ficticio para resguardar su identidad), un scort chileno que trabaja para el sitio web, www.sexourbano.cl. Él, comenta que dentro de sus tres años en el rubro “sólo he atendido alrededor de dos o tres mujeres con discapacidad obviamente, porque con mujeres sin discapacidad tengo mucha clientela”.

Programa de sexualidad

Actualmente en Chile existe el programa Buen Vivir de la Sexualidad y Reproducción, que está bajo el mando del Sernameg.

Este es un modelo de intervención con cuatro líneas de acción destinado a jóvenes de 14 a 19 años de ambos sexos, y mujeres desde los 19 años en adelante, en materia de derechos sexuales y reproductivos. El enfoque que tiene dicho programa, es de género, de derechos, diversidad e identidad.

En su trabajo contempla a la diversidad de personas, que son sujetos de derechos, “eso obviamente incluye a las personas con discapacidad”, dice la Jefa de Área del Sernameg, Angelina Marín. Además, de mencionar que este programa está presente en las 15 regiones y en 32 comunas de Chile.

Este modelo de intervención cuenta con los siguientes elementos:

El primero de ellos, es la estrategia de intervención individual. Aquí, se realiza el acompañamiento a personas en temas de los derechos sexuales y reproductivos. Este es un espacio de consultas, donde una persona cualquiera se acerca a la oficina y desde ahí se le orienta. Y en el caso correspondiente, se le deriva a la institución que corresponda. Luego, están los trabajos comunitarios, donde se desarrollan iniciativas desde y con la comunidad. El tercer elemento, es el trabajo intersectorial, en donde “yo” me vínculo con diferentes sectores que pudiesen estar vinculados con Sernameg, como salud, justicia, seguridad pública, etc. Con el objetivo de hacer una estrategia de trabajo, para que sea más pertinente y más efectiva. Por último, están los talleres de educación popular, destinado a jóvenes de 14 a 19 años de ambos sexos y mujeres de 19 años hacia adelante. Además, existe uno destinado especialmente para mujeres desde los 50 años.

Hay que destacar, que no existe un programa específico sexual y reproductivo para personas con discapacidad, ya que según explica la representante institucional de Sernameg, Jéssica Lillo, “tenemos la capacidad de flexibilizar nuestros programas, específicamente los talleres, y adaptarlo a las necesidades de las personas con discapacidad, que son parte de los talleres en término generales”

Profesionales del área de la salud

“Yo creo que en general, los profesionales no están capacitados”, dice Karla Navarro, Encargada de Género del Senadis. A la vez, plantea una solución que podría revertir esta situación. Que es complementar los planes de formación de todo el personal de salud, ya sea enfermero kinesiólogo, etc.Ya que, cabe destacar que en ninguna Universidad de Chile, está incorporada la variante de sexualidad en personas con discapacidad. Karla, cuenta que “sería un gran desafío para este servicio (Senadis), influenciar en los planes de formación académicos de las Universidades y Centro de Formación Técnica”.

Carolina Pérez, concuerda con la opinión de Karla Navarro, diciendo que “ningún tipo de profesional del área de la salud, está preparado para trabajar con personas con discapacidad en relación a su sexualidad, ni ginecólogo, ni urólogo, ni enfermeros, nadie que esté ligado del área de la salud en clínica”. Ella, explica su postura, ya que para que el profesional trabaje la sexualidad en personas con discapacidad, esta será la número uno en ejercer esa educación, pero resulta que la persona con discapacidad no habla de este tema. Lo segundo, “siendo docente de la Universidad de Chile, tengo estudiantes de Medicina, de Kinesiología, Terapia Ocupacional, entre otros. Y jamás, han visto el tema de discapacidad y sexualidad.

Avances en derechos sexuales en el 2017

El pasado 31 de marzo del presente año, fue el lanzamiento oficial de la mesa técnica intersectorial de derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad. Producto de esta mesa técnica, conformada por Sernameg, Senadis (que recordemos el 11 de octubre del 2016, se realizó la firma de convenio de colaboración entre estos dos organismos), las organizaciones de sociedad civil, Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos y Discapacidad (ODISEX), Círculo Emancipador de Mujeres y Niñas con Discapacidad de Chile (Cimunidis), el Centro Regional de Derechos Humanos, y Justicia de Género Corporación Humanas.

Sumado a esto, Sernameg realizó este año una actualización del material que son guías de trabajo para los ejecutores de territorios. Esos implementos, tuvieron participación las organizaciones de sociedad civil mencionadas anteriormente. Cuyo fin, era desarrollar tres temas que les interesaban, la diversidad sexual, sexualidad y discapacidad y todo lo que hacía referencia a la interculturalidad.

Frente a esta extensa invisibilidad en derechos sexuales y reproductivos en personas con discapacidad. El Estado, deberá presentar al Comité de la ONU, su informe sobre la aplicación de las presentes observaciones que se mencionaron en un comienzo, esto a más tardar el 29 de agosto de 2022.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *