Escuchas Radio Santo Tomás

85

Mayo 19, 2017 • Deporte, Destacada

Yasmani Acosta: El luchador cubano que ahora se la juega por Chile

Fotografía cedida por Yasmani Acosta

Por Constanza Díaz, Radio Santo Tomás

La lucha grecorromana es un deporte del cual no se habla mucho en el país, sin embargo es practicado desde la antigüedad. Es vista como la reencarnación de la lucha griega y romana, y estuvo presente en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896. 

Este deporte consiste principalmente en derrotar a su adversario con llaves y proyecciones, utilizando solo la parte superior del cuerpo. El objetivo es ganar el combate, haciendo caer al contrincante al suelo manteniendo sus dos hombros fijos sobre el tapiz, de igual forma, se puede ganar a través de puntuación por la evaluación de las técnicas utilizadas sobre el rival. La utilización de las piernas en el ataque, así como atacar las piernas del contrincante, están prohibidos.

Rusia, Irán, Turquía y Mongolia, país donde la lucha es el deporte nacional, están entre las naciones donde salen los mejores luchadores del mundo. Chile, sin embargo, también tiene sus representantes en esta disciplina, se trata de Andrés Ayub y Cristóbal Torres, quienes son dos deportistas nacionales que han representado al país obteniendo grandes resultados en las competencias.

A ellos, se les suma el cubano Yasmani Acosta, quien recientemente ha hecho noticia por representar a Chile en el Panamericano de lucha en Brasil, donde obtuvo la medalla de plata para el team nacional.

Yasmani tiene 28 años y llegó al país en 2015, junto con su equipo, a un Certamen Panamericano de lucha Olímpica clasificatorio para los Juegos Panamericanos de Toronto del mismo año. El cubano, logró un cupo para su país, sin embargo, no tomó el vuelo de regreso.

Esta decisión la tomó ya que su desempeño siempre iba a estar bajo el espejo de su compatriota Mijaín López, quien está a punto de romper el record y quitarle el cetro a Alexander Karelin, deportista ruso considerado el mejor luchador del mundo, “estando en cuba por encima de Mijaín no iba a poder viajar ni superarme”, declaró Acosta, dejando en claro que, “cumplí con mi objetivo que era darle la clasificación a Mijaín a los juegos Toronto 2015. De no haber competido en los Panamericanos Mijaín no hubiese ido a competir”.

¿Qué pasó al quedarte en Chile?

Yo por cuba no puedo competir más. No puedo entrar al país durante ocho años, es una sanción que hay para los atletas de alto rendimiento, los médicos, gente así. Si salen de misión representando al país y se quedan, los sancionan, para evitar que se queden talentos en otros países.

¿Te arrepientes de no haber vuelto a Cuba?

El primer mes, pensaba mucho, me preguntaba ¿habré hecho las cosas bien?, porque ya no hay vuelta atrás, pero un mes y medio después ya estaba seguro de que fue una de las decisiones más importantes en mi vida y que lo había hecho bien.

¿Por qué Chile?

Fue la oportunidad. Yo no estaba muy seguro de quedarme y quien me dio esa seguridad fue Andrés Ayub. Le comente que quería quedarme, si me lo recomendaba o no, si era un buen país, y me dijo que me quedara, que me apoyaba en todo y que contara con él. Igual me costó mucho, yo sabía que a Cuba no podía regresar más, me fuera bien o mal, tenía que quedarme. Eso no me dejaba dormir.

¿Cómo sientes que están los deportistas que practican esta disciplina en Chile?

Ahora se han incorporado varios entrenadores cubanos y han hecho un cambio. Han intentado incorporar el sistema deportivo que hay en Cuba acá en Chile, pero solo en lucha, lo ideal sería que se hiciera en todos los deportes. El objetivo es siempre mejorar y tener resultados. Ya están empezando las mini luchas, son niños entre siete y ocho años que empiezan a luchar desde ahora, para que se vinculen más con la lucha, esos niños cuando tengan 15 años su nivel va a ser totalmente diferente a los luchadores que hay ahora en el país.

¿Quién crees que es de las figuras más fuertes de la lucha grecorromana en el país?

Andrés Ayub y Cristóbal Torres, la lucha aquí no ha tenido mucho desarrollo y ellos han sido campeones prácticamente sin entrenadores buenos. Ellos conocieron a Néstor Almanza, mi entrenador, y han aprendido en meses, lo que no han aprendido en toda su vida. Si ellos hubiesen tenido más conocimiento de la lucha antes, les hubiese ido mucho mejor ahora.

¿Te sientes conforme con tu participación en la reciente competencia donde obtuviste la medalla de plata?

Entrené en enero recién para la competencia. No estoy contento con mi resultado, porque entrené para el oro y yo quería salir campeón, pero producto de esta lesión no pude enfrentarme en la final, quizás para Chile es buen resultado, pero para mí no.

¿Cuál es tu objetivo como luchador representando a Chile?

Este deporte no se conocía mucho acá, se empezó a conocer a través de Andrés Ayub y Cristóbal Torres, cuando fueron a los juegos de Toronto y sacaron medalla. Yo estando ahora compitiendo quizás pueda hacerlo un poco más conocido también y aportar a las nuevas generaciones, a los más niños que son quienes van a estar aportando más a la lucha, que van a empezar más chicos. Yo puedo aportar desde ahora dando resultados y motivándolos para que aprendan desde chicos.

Actualmente Yasmani se prepara para una gira por Europa, donde tendrá que competir en España, Polonia y Rumania, terminando en el Campeonato Mundial de lucha, el cual se disputará en agosto, en Francia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *